Historia

IGLESIA EVANGÉLICA PENTECOSTAL

En el año 1930, el pastor Hoover y la Iglesia Metodista Pentecostal enviaron a Argentina dos misioneros con sus familias, los hermanos Elías López y Enrique Mourguez, ellos fueron los dos primeros misioneros del pentecostalismo chileno. Arribaron a Argentina el 23 de enero de 1930.

Elías López se estableció en la ciudad de Mendoza, y Enrique Mourguez en la ciudad de Córdoba. Era la primera vez que se envían misioneros desde una organización que no dependía de instituciones extranjeras.

En el año 1934, se creó el presbiterio en la ciudad de Mendoza, con la unción del pastor Elías López, quien fue aprobado por la Asamblea Anual realizada en la ciudad de Santiago de la República de Chile, y a partir de esta fecha fueron designados nuevos pastores, extendiéndose la obra a otras provincias de Argentina.

Después de creado el presbiterio la misión continuó dependiendo del Directorio que funcionaba en Chile hasta el año 1943 en que se organizó para funcionar de forma independiente.

En 1944, el Superior Gobierno de la Provincia de Mendoza, otorgó la personería Jurídica como “IGLESIA EVANGÉLICA PENTECOSTAL”. Más tarde, en el año 1948 el pastor Gregorio Cortez de San Rafael con un grupo de pastores crean la Iglesia Evangélica Pentecostal Argentina.

En 1944 Agustín Pellegrino es nombrado Pastor de la ciudad de San Luis. En 1959 funda el órgano oficial de la Institución: “El Sendero de Luz”, publicado trimestralmente. En septiembre de 1960 se lo designa como Superintendente de la IEP. Permanecerá como en ese cargo hasta 1992 cuando es nombrado Presidente Honorífico hasta el día de su partida en el año 1997.

Desde el año 1992 lo sucede el pastor Juan Gómez de la filial de Plumerillo de las Heras, Mendoza, hasta el año 2008, cuando es designado presidente de la Institución el pastor Héctor Kecher de la ciudad de Paraná, Entre Ríos.

En 1944 Agustín Pellegrino es nombrado Pastor de la ciudad de San Luis. En 1959 funda el órgano oficial de la Institución: “El Sendero de Luz”, publicado trimestralmente. En septiembre de 1960 se lo designa como Superintendente de la IEP. Permanecerá como en ese cargo hasta 1992 cuando es nombrado Presidente Honorífico hasta el día de su partida en el año 1997.

Desde el año 1992 lo sucede el pastor Juan Gómez de la filial de Plumerillo de las Heras, Mendoza, hasta el año 2008, cuando es designado presidente de la Institución el pastor Héctor Kecher de la ciudad de Paraná, Entre Ríos.


La Iglesia Evangélica Pentecostal de la que somos parte continúa su expansión predicando el evangelio de Salvación en Argentina y otras naciones.

El lema que movilizó a los hermanos el siglo XX siga siendo nuestro. “Con antorcha en mis manos y fuego en mis pies para llevar el Evangelio de salvación”

CONTACTO