movimientojoven

Departamento de Jóvenes 

Iglesia Evangélica Pentecostal

http://www.movimientojoven.com.ar

  Inicio Historia Convención 2018 Regiones Actividades Festival Web Interés Contacto 

Movimiento Joven - Iglesia Evangélica Pentecostal
HISTORIA IEP

 

El Material presente es inédito, y está en revisión permanente, lo utilizamos con permiso de la autora.

Es una reseña histórica donde se incluyen los principales acontecimientos de los primeros años de la Iglesia Evangélica Pentecostal y los sucesos previos que derivaron en su Fundación.

Por favor si usted cree conocer detalles importante omitidos, o que en el presente trabajo están errados contáctenos a través de correo electrónico a movimientojoven@live.com.ar

 

     INDICE

Introducción

El avivamiento metodista

 La iglesia anglicana en América

 El pentecostalismo en chile

 Como comienza la obra

 La obra en San Martín

 La obra en Buenos Aires

 La obra en San Luis

 La obra en Resistencia

 La obra en Rivadavia

 La obra en Palmira

 La obra en Tunuyán

 Conclusión

 Apéndice

 Bibliografía

 Índice

 

Introducción

 

A fines del siglo XIX, la novia recibió la visita mas preciada a través de distintos instrumentos que supieron matizar con colores celestiales un paisaje esperanzador que restauró, no lo que se había perdido sino lo que necesitaba ser restaurado.

Tres siglos de historia avalan la necesidad de este trabajo, desde Wesley hasta nuestros días.

Paralelamente al ministerio pentecostal de Chile, que luego diera a luz el movimiento pentecostal  en Argentina, muchas visitaciones simultáneas del Espíritu Santo, se producían en el mundo. En 1906 el Espíritu Santo descendió poderosamente sobre la calle Azusa, también en 1907 John Alexander Dowie el apóstol de la sanidad, ya partía a la presencia del Señor, habiendo tenido un ministerio sumamente visitado por la obra del Espíritu Santo. Maria Woodworth Etter, la famosa evangelista, estaba para esta época, aún en pleno apogeo de su ministerio, el avivamiento  Galés ya estaba produciéndose, teniendo en su frente a Evan Roberts. India ya estaba siendo visitada por el fuego del Espíritu Santo. Charles Parham el padre del Pentecostés, según los Generales de Dios de Roberts Liardon, John Lake el hombre de las sanidades, y otros ya se encontraban en acción respondiendo al llamado del Espíritu Santo.

Los pioneros que intervinieron en la historia de la Iglesia Evangélica Pentecostal  no son líderes reconocidos, famosos, ni hay muchos libros escritos acerca de ellos, o dedicados  a su memoria, sin embargo el alcance de su obra y los sufrimientos que padecieron, les otorgan el lugar de “APÓSTOLES DEL EVANGELIO”, estas son razones suficientes para realizar este escrito, con el fin de informar, formar y alentar a la iglesia de nuestros días con estos testimonios.

Muchos ignoran que nuestros padres espirituales debieron  padecer persecución, cárceles y azotes, para de esa manera  allanarnos el camino, como hoy lo encontramos, hoy en nuestro transitar también hallamos piedras en el camino. Que el ejemplo de nuestros padres nos aliente, que también nosotros escribamos con nuestras vidas páginas que bendigan a las generaciones que nos suceden.

 

Mientras el fuego de Dios caiga,

Mientras la voz de Dios llame,

Hermanos busquemos la llama.

Mientras la antorcha de Dios arda,

Consumiendo los débiles intentos humanos,

Cristianos busquemos la llama.

Mientras el Espíritu de Dios convenza,

Reaplazando los métodos humanos,

Siendo Él mismo la llama.

Mientras el poder venza endurecidos corazones,

Trae el tuyo, ríndete a Él, para tener la llama.

Porque el mundo por fin despierta,

Y bajo su influencia brota como una viva llama.

Y nuestro Salvador busca corazones humanos,

Para levantar a los que duermen,

Encendidos con celestial llama.

Por los que están heridos y mueren,

Por los que yacen en tinieblas,

Debes tener la llama.

Por amor de Cristo en gloria,

“Por la continuación de la historia”,

Debemos tener la llama.

Confiando en el Espíritu Santo,

Confiando, sin tratar de seguir tu propio camino,

Tendrás la llama.

Hermanos dejemos ya de soñar,

Y mientras la marea de Dios fluya,

Tendremos la llama.

 

Mensaje a las iglesias

de Evan Roberts

 

 

Volver al ídice

El avivamiento metodista

Este avivamiento se puede clasificar como el tercero en Inglaterra, después de la reforma del siglo XVI y el puritanismo del siglo XVII.

Juan Wesley (1703-1791) fue su líder, quien fue hijo de Samuel y Susana Wesley nació siendo el decimoquinto de diecinueve hijos. Fue educado en Oxford y ordenado en como sacerdote en la Iglesia Anglicana en 1728. En Oxford formó un grupo de cristianos sinceros que se dedicaban al estudio bíblico, la oración, y la ayuda social a los pobres y en carcelados. Por sus hábitos metódicos de estudio y oración los estudiantes los apodaron metodistas.

Después de un breve periodo de obra misionera en la colonia de Georgia en América, donde fue profundamente influenciado por los moravos, volvió a Inglaterra y en 1738 experimento un encuentro personal con Cristo, confiando en él solo por la salvación  del pecado. Su hermano, Carlos, había tenido una experiencia similar dos días antes.

En 1739 Jorge Whitefield, (de quien mas tarde, se separó por su teología calvinista), le pidió que predicara en Bristol, pero en un local no de la iglesia. De allí empezó una larga carrera de  predicación durante la cual recorrió 417.000 kilómetros a caballo por Inglaterra, Escocia e Irlanda, predicó 42.000 sermones, y escribió más de 50 libros. Su hermanos Carlos, escribió mas de 6.000 himnos que fueron de mucha ayuda en las reuniones de entonces y que se cantan en las iglesias hasta el día de hoy.

Wesley no quiso separarse de la Iglesia Anglicana, así organizo sus seguidores en sociedades que tenían subdivisiones en bandas, y estas divididas a su vez en clases de doce personas bajo un líder laico que cuidaba la marcha espiritual del grupo.

En 1744 se reunieron por primera vez todos los predicadores metodistas en Londres, y en 1784 Wesley apartó a Tomas Coke como superintendente de la Iglesia Metodista de América. No fue hasta después de la muerte de Wesley que los 70.000 metodistas de Inglaterra fueron organizados en una Iglesia aparte de la Anglicana.

La Iglesia Metodista aceptó una teología arminianista después de que Wesley se separó de Whitefield, pero su doctrina principal fue la justificación por la fe por una experiencia instantánea de conversión. También enfatizó una vida de santidad como resultado de una vida llena del amor de Dios que hecha fuera todo pecado. Esto sería un proceso progresivo iniciado por el acto de la fe.

Wesley insistió que el evangelio debe tener impacto sobre la sociedad. Los historiadores reconocen que el metodismo tuvo lugar a la par con la revolución francesa, y la revolución industrial como uno de los fenómenos históricos grandes del siglo. Algunos coinciden en que la predicación de Wesley salvó a Inglaterra de una revolución similar a la de Francia. Este avivamiento ganó a los trabajadores para Cristo, y también alcanzó a la clase alta dentro de la Iglesia Anglicana mas tarde, entre 1790 y 1830. algunos de los tocados por este avivamiento conocidos como  evangelistas fueron Juan Newton (1725-1807), Isaac Milner (1750-1820), Guillermo Wilberforce (1759-1839), y Lord Shaftesbury (1801-1885), entre otros. Ellos se dedicaron al trabajo espiritual dentro y fuera de la iglesia, elaboraron escritos de teología y comentarios, trabajaron en la legislación para la obra misionera y legislación para la reforma social, tal como la emancipación de los esclavos, protección laboral para las mujeres y niños, mejores condiciones para los dementes y para los encarcelados.

 

Volver al ídice

Iglesia Anglicana en América

Las iglesias surgidas de la reforma se establecieron en América durante los primeros 150 años de historia de las colonias. Una Iglesia Anglicana tuvo el predominio hasta la revolución, después de esta la separación de la Iglesia y el Estado, obligó a las iglesias en América depender del apoyo  voluntario económico, para ganar conversos nuevos  y a los hijos de los miembros a una comunión con ellos.

Luego las iglesias fueron sacudidas por “EL GRAN AVIVAMIENTO” que comenzó con la predicación de Teodoro Frelinghuysen, Holandés, a su congregación reformada en 1726, en New Jersey. De ahí tocó las Iglesias Presbiterianas y después a las congregacionalistas de Nueva Inglaterra por la predicación de Jonathan Edwards. Aquí el avivamiento empezó en 1734 y continuó su apogeo en 1740. También tocó a los bautistas sobre todo en el sur.

El gran predicador, Jorge Whitefield de Inglaterra, unificó el mensaje del avivamiento, predicando en campañas en todas las colonias que visito en siete viajes que realizó entre los años 1738 y 1769.

“EL GRAN AVIVAMIENTO” tuvo su efecto sobre la moral de las colonias que notó en sus hogares, sus trabajos y sus diversiones. Miles fueron convertidos y cientos de iglesias levantadas, lo que produjo la necesidad de nuevos colegios superiores para preparar ministros para las muchas nuevas congregaciones.

Recién  después de la revolución de la independencia se formalizó la Organización Metodista en América. Crearon una Iglesia Nacional en 1784, liderada por Tomas Coke y Francis Asbury, bajo el nombre de Iglesia Metodista episcopal. En el año de la muerte de  Wesley (17991) contaban con 43.265 miembros en América; para el año 1900 a cinco millones y medio. Para este momento, a principios del siglo, avivamientos simultáneos se producían en diferentes partes del mundo.

 

Volver al ídice

El pentecostalismo en Chile

El pentescostalismo en Chile tiene su comienzo en la IGLESIA METODISTA, cuyo superintendente era Willis C. Hoover. En 1902 comienza a orar por un avivamiento de santidad y en 1905 Hoover recibió una noticia de un avivamiento en la India y fue muy impactado por ello. Poco tiempo después un miembro de su iglesia tuvo una visión de Cristo en la que Jesús le decía al hombre que reúna a la gente mas espiritual de la congregación “quiero bautizarlos con lenguas de fuego”. El día siguiente fue entregado el mensaje y el pastor Hoover llamó a su congregación y enseguida comenzó un avivamiento en Valparaíso que luego llegó a Santiago. Esto le  trajo La expulsión de la Iglesia Metodista en 1909 y comenzó la “IGLESIA METODISTA PENTECOSTAL”

Hoy probablemente sea la nación más pentecostal del mundo. Es importante tener en cuenta que en Chile para estos momentos, a principios de siglo, no existía la libertad de manifestar sus creencias, mas aun de practicar o profesar otra religión que no fuera la Católica Apostólica Romana, esto estaba explícitamente prohibido por la Constitución Nacional dictada en el año 1833, la que textualmente decía. “Art. 5: ...la religión de la República de Chile, es la Católica Apostólica Romana, con exclusión  de ejercicio de cualquier otra”. Con gran esfuerzo a las colonias extranjeras residentes, de origen evangélico se les autoriza a celebrar en privado servicios de acuerdo a sus liturgias.

 

Son famosas las batallas epistolares libradas por los Estados Unidos y el Gobierno Chileno para lograr que se les cediese un rincón anexo al comentario para que tantos evangélicos como  judíos pudieran sepultar a sus muertos puesto que la iglesia oficial no se los permitía en el cementerio general. Fue concedido por las autoridades un lugar que llamaron patio de los disidentes, lo insólito es que los cementerios de Valparaíso y de Santa Lucía en Santiago es donde  permitía enterrar a los no católicos (Valparaíso y Santiago, los dos lugares donde la iglesia era mas fuerte y vivía un avivamiento)

Pellegrino, Agustín, “El Sendero de Luz” Oct. 1991.

 

Es pues en este marco de intolerancia clerical que la Iglesia del Señor, rompe el cerco y se lanza a las calles, enfrentando la oposición de la sociedad, pero con el respaldo de Dios y el aval de vidas transformadas en forma radical, dando testimonio del poder del evangelio para producir este cambio, que sus familias y sus comunidades no pudieron menos que  reconocer. Una de las mayores bendiciones que la iglesia recibió es el servicio de predicación en las calles, esto fue para la iglesia más que muchos catedráticos, más que cientos de literarios, más que cualquier apoyo técnico de comunicación.

Después de años de lucha, y en vista del rápido crecimiento de la Iglesia Evangélica se produce la reforma de la Constitución de la Nación y fue promulgada dicha reforma el día 18 de setiembre de 1924 donde fue separada la Iglesia de Estado y se otorga  amplia libertad religiosa, cuya interpretación  dice que garantiza la manifestación de todas las creencias.

En el año 1930, vinieron a la Argentina desde la República de Chile dos matrimonios con sus familias, los hermanos Elías López y Enrique Mourguez, estableciéndose el primero en la ciudad de Mendoza, y el segundo en la ciudad de Córdoba. De inmediato comenzaron la labor de evangelización contando solo con el apoyo de la oración de los hermanos chilenos, y sin otra ayuda que su fe en Dios.

Pronto comenzaron a recoger los primeros frutos de su trabajo y con una abundante cosecha de almas para el Señor, especialmente en la misión establecida en la provincia de Mendoza, de modo que se fue ampliando la labor con la colaboración  de los nuevos creyentes, en la constante predicación  por las calles, plazas, paseos públicos.

Se formaron grupos primeramente a pie, que recorrían las poblaciones vecinas predicando la Palabra de Dios, luego se formo el cuerpo de ciclistas, extendiéndose con la predicación a la cabecera de los departamentos de Mendoza, y estableciéndose reuniones en distintos lugares en casas de familia.

En el año 1934, se creo el presbiterio en la ciudad de Mendoza, con la unción del pastor Elías López, quien fue aprobado por la Asamblea Anual realizada en la ciudad de Santiago de la República de Chile, y a partir de esta fecha fueron designados nuevos pastores, extendiéndose la obra a otras provincias de Argentina. Después de creado el presbiterio la misión continuó dependiendo del Directorio que funcionaba en Chile hasta el año 1943 en que se organizó para funcionar de forma independiente, en Asamblea realizada el día 12 de mayo de 1943 en la ciudad de Mendoza, con un buen número de miembros que firmaron como socios fundadores, y designaron la primera Comisión Directiva, compuesta por seis personas en conformidad a los estatutos que fueron aprobados en unanimidad.

En 1944, el Superior Gobierno de la Provincia de Mendoza, otorgó la personería Jurídica, la que se estaba tramitando desde algún tiempo y quedó así legalizada la institución con la aprobación de los estatutos y reglamentos que la rigen, pudiendo así funcionar independientemente de su antigua procedencia, conservando la amistad y comunión las iglesias hermanas de Chile.

Es digno de mencionar al pastor Gregorio Cortéz, quién fue otro de los pioneros que trabajó arduamente para la extensión de la obra del Señor, estableciéndose en la ciudad de san Rafael (Mza.) donde después de algunos años le dio forma a lo que hoy es la Iglesia “EVANGÉLICA PENTECOSTAL ARGENTINA”, la que  ha establecido filiales en casi todo el país.

 

Volver al ídice

Como comienza la obra

Elías López  tiene el llamado a las misiones, siendo aún soltero, estaba de novio con una joven, que al comentarle sobre el llamado, ella no comparte su visión y llamado a las misiones. Luego Elías López se casa con  Inés quién al escuchar la propuesta para salir juntos como matrimonio a las misiones, responde: “Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios”

En enero de 1930 viajan a Argentina y alquilan, en la calle San Luis de Mendoza, una pieza, donde hicieron reuniones. En un principio asistía un buen número de personas a escuchar la palabra, pero no habían cambiado de  vida, al hablarles de la seriedad del evangelio, muchos dejaron de asistir. Tiempo después se trasladaron a la calle Pedro Molina 715 (conocida como la calle Larga). Una de las primeras familias convertidas allí fue la familia Cavilliotti.

La madre de Raúl Cavilliotti, Simona, había tomado la determinación de aniquilar a toda la familia ese día, motivada por las necesidades físicas, materiales y espirituales a que se sentían condenados. Ella había comprado veneno suficiente para todos, leche y chocolate, cuando ella preparaba el brebaje, escucho una fuerte voz en la calle que decía: “SI DE ENFERMO TE SIENTES MORIR ÉL SERÁ TU DOCTOR CELESTIAL”. Esa era la voz de Elías López.

 

Eso fue lo que salvó a los Cavilliotti, Raúl fue un verdadero misionero, predicó en la cordillera y en muchas partes, y ganó almas.

Cataldo, Andrés. 8 de setiembre de 2003.

Raúl Cavilliotti años más tarde sería el instrumento que extendería la obra a la ciudad de Rivadavia, por llamado de Dios (ver La Obra en Rivadavia), Obra que actualmente permanece en la calle Perito Moreno 247 de Rivadavia y que pastorean Miguel Sosa  y Sonia Márquez de Sosa.

De acuerdo al relato del pastor Andrés Cataldo, para el año 1938, ya la obra Pentecostal en argentina se había extendido a San Martín, Palmira, La Dormida, San Juan, San Rafael. En Córdoba se convierte en Lavoullage por la predica de Roque Sosa, parte de la familia Alaníz, que luego es enviada a Buenos Aires (Ver La Obra en Buenos Aires). La obra continuó extendiéndose también a San Luis (ver La Obra en San Luis) y el Chaco (ver La Obra en El Chaco)

 

Volver al ídice

La obra en San Martín

La obra se inicia en San Martín por la predicación de Elías López, quién viajaba en bicicleta desde la ciudad de Mendoza. Las reuniones comienzan a realizarse en la calle Vignay (en La Colonia) en el hogar de la familia Córica. Los primeros encargados de obra fueron Fortunato Lípari Y Cecilio Narváez (de la descendencia de Lípari, una de sus hijas, Marta Lípari,  es pastora en La Pampa en una iglesia de Las Asambleas de Dios, y uno de sus nietos es pastor  en una iglesia Bautista de San Rafael).

El primer pastor nombrado en la ciudad de San Martín fue Luis Puebla, luego de su fallecimiento le sucede Carlos Enrique Pacheco, y al morir este le sucede quién es hasta hoy el pastor de esa iglesia Juan Mondello, junto a su esposa Cristina Cilia de Mondello.

Para este entonces cuando Elías López llega a San Martín, la hermana Carmela Cilia (de quien es hija Cristina Cilia esposa de Juan Mondello), había estado asistiendo a una iglesia Bautista, pero al ser trasladado el pastor de esta iglesia, ellas se unen a los hermanos pentecostales de la calle Vignay en busca de ser pastoreadas.

“No fue fácil, por que hubo una gran persecución, apedreaban el lugar de reunión, llenaron el techo de piedras, las puertas se rompieron, y los vidrios, pero nadie fue afectado, los hermanos temían en la predicación por las calles... la policía a caballo avanzó sobre el grupo con la intención de atropellarlos, y no pudo lograrlo porque el caballo antes tropezó y aplastó al jinete... al hermano José Vega y Roque Puebla los detuvo la policía y los azotaron brutalmente”

Mondello, Cristina de. 15 de setiembre de 2003

Las puertas y ventanas del lugar debieron ser protegidas con chapas. Los primeros hermanos de esta congregación fueron, la familia Tello, Puebla, Meza, Mondello, Elvira (a posteriores Manuel Elvira pastorea la obra de Palmira), Córica (Paula Córica se casa con Raúl Cavilliotti)

“A mi madre le hicieron la vida imposible, ella se detuvo de reunirse por tres años, hasta que la hermana anunciada tuvo un sueño donde se rompían las cadenas de mi madre, y fue así que volvió, mi tía quiso quemarle la Biblia a mi tío que ya era creyente, pero por una enfermedad rendida tuvo que llegar al evangelio. Estaba el germano Narváez que reemplazaba a Lípari, entonces mi tía poseída del demonio con su enfermedad, interrumpió la reunión y fue librada al tercer día, fue bautizada en el Espíritu Santo y tuvo luego la bendición de visitar a otros enfermos. Aún así ninguno de su familia creyó, realizaron una fiesta en su casa, invitando amigos y familiares para darles las nuevas... en gratitud mi tío José dona el terreno para construir la Iglesia.”

Modello, Cristina de, 15 de setiembre de 2003.

 

Fue construida la iglesia chica y fue nombrado el primer pastor, Luis Puebla. En este entonces Juan Mondello tenía veintiún años y padecía de una enfermedad que lo hacía sentir entre la vida y la muerte, esto lo llevo a reflexionar sobre su condición de pecador ante Dios, y oró diciendo que si era sano se entregaría a Cristo, así fue que se entrego al Señor luego de ser sanado.

Carlos Enrique Pacheco, quien fue el segundo pastor nombrado, se casó  con Anunciada Mondello, con quien tuvo tres hijos, Liliana Mabel, Félix Enrique y Eduardo Alberto. Partió a la presencia del Señor el 9 de diciembre de 1975.

Carlos recibe el llamado a las misiones en Baquedano (Valparaíso, Chile), aunque al principio se resiste, luego por un problema de salud debe salir de Chile. Anunciada que estaba deseosa de responder al llamado  lo apoya para venir a Argentina. Inician su actividad ministerial en la ciudad de san Martín (Mendoza), como colaboradores del Pastor Luis Puebla.

 

 

Voy a relatar la historia de un cristiano verdadero que vivió una vida digna de ser imitada, me refiero al querido pastor Carlos Pacheco, quien con su amor por las personas supo ganar un lugar especial en la congregación, dejando huellas imborrables entre los que compartimos su trayectoria. Era un hombre de avanzada, sus sermones y escritos aún son actuales, siempre lucho en pos de lo que creía justo. Su afán por construir iglesias para que el evangelio se extendiera hizo que con sus manos levantara en San Martín, Tres porteñas y Villa del Carmen.

La época era difícil, pues no se contaba con la tecnología ni los medios que hoy existen, sin embargo la meta fijada de alcanzar y cuidar las almas se cumplió siempre.

Sus ideas eran claras en cuanto a los cambios que se necesitaban en la misión. Entre sus preocupaciones estaba la actividad de la mujer y el lugar especial que debe tener dentro de la iglesia, lo que se fue logrando paulatinamente.

Como hija me siento orgullosa de hablar sobre la vida de mi padre y contar parte de lo que hizo en su paso por esta tierra.

A veces no tengo palabras para expresar las marcas a fuego que gravó en mí, sobre el amor, la honestidad, humildad, y el sentido de familia que debe poseer un hogar cristiano. Doy gracias a Dios por haberme permitido crecer junto a ese padre ejemplar y me complace resaltar que sus obras y enseñanzas se continúan proyectando hasta hoy a través de sus hijos y las personas que lo conocieron y lo recuerdan con admiración.

Pacheco, Liliana. 12 de diciembre de 2003

Juan Mondello sucede en el pastoreado a Carlos Pacheco a partir del año 1977. Juan Mondello se casa con Cristina Cilia, juntos tienen cuatro hijos; Miriam, Roberto, Guillermo y Nilda.

Volver al ídice

 

La obra en Buenos Aires

Andrés Cataldo cuenta que después de haber sido salvo, estando en Buenos Aires, seguía en comunión con el Pastor Elías López, el cual le encomendó una familia de San Juan recién  convertidos que se habían ido a vivir a Buenos Aires. Domiciliados en la calle Echeverría al 700 en Villa Riel del Partido San Martín comenzaron con reuniones los jueves y domingos.

Yo era nuevo, les leía la Biblia, les explicaba, les cantaba.

Cataldo Andrés. 8 de setiembre de 2003

 

Viniendo luego de un viaje desde el Norte Jorge Cortés pasó por Buenos Aires, y fue presentado por Andrés al grupo. A cortés le gusto la obra, se fue en busca de su esposa y permaneció allí. Pasado un tiempo la familia Alaníz viajó desde Lavullage debido a la enfermedad del padre de familia; aunque el padre falleció, la esposa perseveró, se convierte entonces Ramón Alaníz quien quedaría a cargo de la obra en Buenos Aires cuando se produce una ruptura en la Institución.

 

Volver al ídice

 

La obra en San Luis

Foto: Pastor Agustín Pellegrino. Portada “El Sendero de Luz”, Órgano Oficial de la Iglesia Evangélica Pentecostal.

 

Agustín Pellegrino conoce al Señor en la ciudad de San Rafael, en el ministerio del pastor Gregorio Cortés. Agustín fue librado de una vida de desilusiones y angustias, cuando fue salvo viajó con el pastor a Córdoba a retirar a su madre de un psiquiátrico para llevársela a su cargo, después de haber orado y ayunado.

Cuando llegaron al hospital psiquiátrico los demonios que poseían a los enfermos declaraban “ahí vienen los hijos del altísimo”.

Agustín fue a predicar a San Luis, siendo soltero, llevándose consigo a su madre, luego de un tiempo se casa con la hermana Elena Diste Fano, con quien tuvo trece hijos: Lidia Noemí, Elia Elena, Gabriel Ángel, Marta Ester, Daniel Rubén, Olga Leonor, Elías Andrés, Elsa Ruth, Juan Domingo, Miguel Agustín, Sara Rebeca, Silvia Raquel, y Héctor Esteban.

Cuando Agustín conoce al Señor, pronto se convierte en un miembro activo, en el cual ardía la pasión por el evangelio y la necesidad de llevar a otros las buenas nuevas que liberaron su alma.

Cuando fue enviado a San Luis y llegó a esta provincia, llegó temeroso, pero lo primero que hace es visitar a su familia, ellos se convierten y esto lo anima mucho. Es así como comienza la obra.

Luego el Señor le daría todos lo que se añadirían a la Iglesia. En la casa de Don Albornoz, se planearon una serie de reuniones donde el Pastor orador sería Gregorio Cortés. Por la falta de espacio, las reuniones debieron realizarse en el patio de la casa, esa noche se convierten quince personas, estas personas serían los puntales de la Iglesia que pastorearía  hasta partir con el Señor.

Corría el año 1943 y en la calle 9 de Julio se levanta el primer salón para reuniones. La gente comenzó, ya sea por necesidad o por curiosidad a acercarse, pronto la obra se solidificó. Los de la familia Adamek, fueron los primeros miembros.

En 1944 Agustín Pellegrino es Nombrado Pastor.

En 1945 en las conferencias de Maipú, Agustín es nombrado Secretario de Actas de la Junta Administrativa, de ahí en mas actuó siempre en esta Junta. Mas tarde es nombrado presidente de la Misión, hasta 1992 que renuncia, (lo sucede como presidente de la Misión Juan Ernesto Gómez - pastor de la filial Plumerillo, Mendoza, Argentina) siendo luego reconocido como Presidente Honorífico hasta el día de su partida. En 1959 funda el órgano oficial de la Institución: “El Sendero de Luz”, publicado trimestralmente.

En San Luis también sufrieron persecución de la sociedad, cuando salían a las calles con un grupo de hermanos, los abucheaban gritando “abajo los evangélicos”. En una oportunidad Agustín fue encarcelado por causa de la obra, esta situación muy por el contrario de detenerlo avivó más su deseo de extender el Reino.

En la obra en San Luis el Señor sanó a muchas personas desahuciadas, y esto fue un testimonio que atrajo a la sociedad. La obra en San Luis aun prospera y cuenta con dos domicilios paralelos, una obra pastoreada por Óscar Feris hijo, (nieto de Agustín Pellegrino) y la otra obra pastoreada por Ricardo Romos y esposa.

 

Volver al ídice

 

La Obra en Resistencia

 

Foto: Pastor RAmón Castro

Ramón Castro era de San Juan, conoce al Señor en el ministerio del Pastor Tomás Galliliano. (Cortés pastor de San Rafael ya se había separado de la misión- habiendo fundado la misión Pentecostal Argentina).

En el año 1948, según cuenta Andrés Cataldo, visita San Rafael  el Pastor Elías López el cual le propone hacerse cargo de la obra. Andrés Cataldo acepta sin consultar con su esposa, este fue un error que mas tarde lo llevó a declarar “EL HOGAR ES PRIMERO, YO DEBÍ CONSULTAR A MI ESPOSA, PORQUE SI NO TENEMOS BUENOS HOGARES, ¿QUÉ CLASE DE IGLESIA TENDREMOS ?. A la vez que le ofrecen esta obra a Andrés en la misma oportunidad le ofrecen la oportunidad de salir a la obra a Flores para ir a la ciudad de Tupungato y a Ramón Castro para ir al Chaco.

 

“todos salimos perdiendo las valijas, el único que demoró dos años en salir fue Castro, el que cree no se apresura, yo a los cuatro años tuve que volver, por que Dios no nos había enviado, el único que llevó la bandera del evangelio fue Castro”

Cataldo, Andrés. 8 de diciembre de 2003

 

El nombramiento de Ramón Castro como obrero en Resistencia, El Chaco, fue en las Conferencias realizadas del 6 al 9 de abril de 1903.

Parece ser que el hermano Andrés Cataldo no recordaba cuanto tiempo tardó en salir Ramón Castro, lo cierto es que de acuerdo al testimonio escrito en el artículo “Misión Resistencia” de “EL MENSAJERO PENTECOSTAL”  correspondiente a abril-mayo de 1951, partieron el 8 de mayo de 1951.

Ramón Castro es nombrado pastor diácono en 1955.

Hoy la obra continúa y es pastoreada por Ricardo Montiel casado con Isabel hija de Ramón Castro.

Ramón Castro se casó con Josefina Galliliano, en marzo de 1948.

 

Volver al ídice

 

La Obra en Rivadavia

 

Foto: Pastor Raúl Cavilliotti

Raúl Cavilliotti conoce al Señor por la predicación del pastor Elías López, desde un principio mostró su inclinación por el trabajo misionero, acompañando al pastor Elías en muchos de sus viajes en bicicleta por el país y la cordillera, predicando el evangelio.

Cavilliotti falleció el 5 de julio de 2003.

Se casó con Paula Córica, con quién tuvo tres hijos, el mayor falleció siendo bebé, luego nacieron Julia Ester y Paula Ana. Paula Córica partió a la presencia del Señor el 24 de abril de 1968. Raúl se casó luego con Isabel Bastía, quien lo acompañó hasta sus últimos momentos.

La primera vez que estuvo en Rivadavia es por que Dios lo envía y le dice que iniciaría una obra encabezada por milagros y prodigios. Cuando llegó se encontró con un ciego, Raúl pensó que tal vez la sanidad de este siego sería la primera señal, pero sorpresivamente el siego no deseaba ser sanado, dijo que ya se había acostumbrado a su forma de vida, pero si lo llevó a la casa de la familia Jerez donde una mujer se encontraba postrada y desahuciada, la sanidad de esta señora fue la primera señal. Esta mujer luego invitó a otras personas a su casa para que escuchen la palabra. Luego continuó con reuniones en los hogares, y los domingos por la mañana debajo del puente del río (en ese momento nadie alquilaría un salón para uso de los evangélicos). Los domingos en la tarde inició una obra en Medrano, en el hogar de María Moya a quién le alquilaban, esta mujer tiempo después se convierte a Cristo.

Pasado un tiempo se abren los distritos Andrade, en la casa de la familia Grillo, en Lotes Lencinas, en Gargantini, en Los Árboles, en la casa de Domingo Olivares.

En el año 1955, aproximadamente, compra un terreno en Sarmiento al 250, construye una casa con un comedor amplio, que ocuparía de salón de reuniones, trae a su esposa Paula y a sus dos hijas Julia y Ana. En esa dirección es donde coloca la piedra fundamental.

Después de aproximadamente seis años de estar en la calle Sarmiento la obra se muda a Perito Moreno 247, lugar donde permanece hasta hoy.

 

“que ironía de la vida hace unos cinco o seis años atrás, una anciana me dijo en al ciudad de Mendoza, estando yo en el barrio Infanta, si vos sos de Rivadavia tal vez alguna vez me puedas acompañar, a la iglesia de la calle Sarmiento, dicen que ahí Dios se mueve poderosamente.

-yo le respondí-la iglesia ya no está  en la calle Sarmiento y el pastor de esa iglesia era mi abuelo.

Miriam Torres Cavilliotti. Mayo 2005.

 

En las noches Cavilliotti trabajaba como señalero del ferrocarril, en la ciudad de Palmira, descansaba en las mañanas y por las tardes predicaba.

Fue en el local de la calle Sarmiento donde se produjeron los mayores milagros de su ministerio, los enfermos llegaban al lugar y se sanaban, había manifestaciones del Poder de Dios en sueños, visiones, profecías, muchos alcohólicos fueron liberados del vicio. Asistían muchos jóvenes, se hacía mucha oración y ayuno, algunos de los hermanos caminaban kilómetros y kilómetros desde los distritos para llegar a las reuniones.

El ministerio de la obra pentecostal en Rivadavia, envía a Claudio Pérez, como pastor misionero que inicia obra en San Rafael, Cantalicio Gatica a Gutiérrez, Maipú y Ángel Moya Venado Tuerto. Los creyentes de San Rafael le mayoría persevera aunque en otra misión, la Iglesia de Venado Tuerto continúa, hoy sus pastores son Oscar Domínguez y Marta de Domínguez, Angel Moya actualmente se encuentra colaborando en una obra En España.

 

Volver al ídice

 La Obra en Palmira

 

Foto: Pastor Manuel Elvira

Manuel Elvira inició su obra cristiana poco después de haber conocido al Señor. Se convierta al cristianismo su familia por la predicación de Elías López.

Fue un hombre de Dios que recorrió muchos lugares haciendo obra de evangelista.

Por muchos años, al comienzo de su ministerio las reuniones se realizaban en su casa, muchos de sus familiares se convierten a Cristo, en 1957 colocaron la piedra fundamental en la calle Moreno al 149.

Manuel Elvira se casa con Santa Fortuna y tiene tres hijos, Raquel, Manuel y Sebastián. Manuel Elvira partió a la presencia del Señor el 10 de abril de 1992, a los  75 años de edad

Foto: Pastor Manuel Elvira y su esposa

 

Volver al ídice

 

La Obra en Tunuyán

 

 Foto: Pastor Arturo Sosa

Arturo Sosa conoció al Señor en su juventud, fue conmovido al escuchar un himno cristiano en la iglesia del pastor Ricardo Encina. Es en esta iglesia que también conoce al Señor el pastor Oscar Araya  de la filial Guaymallén de la calle Pringles 1818 de Mendoza- Argentina.

Arturo se casa con Miguelina Ortega, quien lo acompañó hasta sus últimos días de peregrinaje. Tienen seis hijos, una pequeña que falleció siendo bebé, Héctor Arturo, Ana Mabel, Oscar Rubén, Miguel Esteban y Samuel Alfredo.

Arturo Partió a la presencia del Señor el 23 de mayo de 1999.

En Tunuyán la Obra empezó con reuniones en casa del hermano José Briscio, con el correr del tiempo la obra creció. El primer salón propio que tuvo la iglesia fue en la calle 9 de julio al 277, es en esta dirección que a la actualidad se ha construido el tercer templo debido a la gran asistencia.

Recuerdo a mi padre cavando pozos y haciendo adobes para el primer salón que sería la iglesia... recuerdo que en el principio se oraba mucho, se hacían muchas vigilias de oración.

Sosa, Mabel. 31 de diciembre de 2003

 

Hoy la obra continúa, son sus pastores Samuel Sosa y su esposa Paola.

El ministerio del pastor Arturo Sosa ha sido fructífero en la preparación de líderes, enviando además de sus hijos, a otros pastores a la obra tales como: José Luis Cáceres y esposa a la Rioja, Horacio Turco y esposa, a San Francisco (Córdoba).

 

Volver al ídice

 

CONCLUSIÓN

Al concluir este trabajo no podemos haber escrito todo lo más importante de la obra Pentecostal en Argentina, sino solo plasmar a través de estas páginas como una gota de todo un  mar de experiencias.

Para todo Pentecostal la frase “ANTORCHA EN SUS MANOS, Y FUEGO EN SUS PIES”, adquiere mayor relevancia, al ver la lucha infatigable que liberaron nuestros padres espirituales. Isaías 62:1. Esta era la oración de Elías López.

Verdaderos guerreros de la fe, soldados de la cruz, abanderados del Evangelio de Jesucristo, soportándolo todo por amor (2 Ti 2:10), alcanzando resultados innegables, y el eco de la voz de aquellos que comenzaron extendiendo el Reino a pie, en bicicleta o a caballo, somos nosotros, ya la tercera y cuarta generación de creyentes desde que Elías López vino a la Argentina, siendo hallados administradores fieles de sus ministerios.

Hoy el camino fue allanado y marcado nuestro destino, por el clamor de aquellos hombres que supieron desatar en la tierra la salvación que se transporta hasta nuestros días.

 Que nunca caigamos en el error de menospreciar la escuela de aquellos tiempos, ni los métodos de aquellos tiempos, no olvidemos que Jesús es su triunfal entrada montó un humilde asno, y por montar un humilde asno no dejó de ser Rey. Hoy en día los herederos de la magnífica obra de transportar la antorcha Pentecostal, en su mayoría, gozan de muchas comodidades, y muchos viajan en avión y no padecen las mismas necesidades de nuestros padres espirituales, pero sería muy necio no escuchar el eco de la voz de “NUESTROS PADRES ESPIRITUALES” siendo nosotros mismos el sello de su apostolado (1 Co 9:2), habiéndolo todo recibido como herencia en Cristo.

Hermanos con fuego en nuestros pues corramos llevando el mensaje a todo aquel que lo necesita, levantemos en alto la antorcha, y mas aún, ofrezcámonos como antorchas ardientes, que el Santo Espíritu de Dios avive el fuego, ofrezcámonos pues en sacrificio agradable a Dios. Prosigamos a la meta.

 

 

 

“Señor la obra es tuya, te rogamos, aviva tu obra”

 

 Material Elaborado por Miriam Torres Cavilliotti - zulunan@hotmail.com

 

Volver al ídice

 

BIBLIOGRAFÍA

-     Avallay, Patricia de. DEL METODISMO EPISCOPAL AL AVIVAMIENTO DEL ESPÍRITU SANTO. S.f., s. Ed.

-     Berleman, Frank. AZUSA STREET. 1997. Buenos Aires. Argentina. Ed. Peniel

-     Elvira Manuel. Despedida a Nuestro Padre y Pastor. En: EL SENDERO DE LUZ. Octubre 1992

-     Elvira Manuel. Entrevista a Andrés Cataldo. Setiembre de 2003. Maipú. Mendoza.

-     Gómez, Juan. Recordando al Pastor Agustín Pellegrino. En: EL SENDERO DE LUZ. Octubre 1997.

-     Hoover, Willis. En: EL FUEGO PENTECOSTAL. Junio 1936. Santiago. Chile.

-     Liardon, Roberts. LOS GENERALES DE DIOS. Año 2000. Buenos Aires. Argentina. Ed. Peniel.

-     Maio, F. Misión. En: EL MENSAJERO PENTECOSTAL. Diciembre, enero 1952.

-     López, Elías. Nuestra Misión en la Argentina. En: EL MENSAJERO PENTECOSTAL. Agosto, setiembre 1951.

-     Pellegrino, Agustín. El Movimiento Pentecostal en la Argentina. En: EL SENDERO DE LUZ. Octubre, Noviembre, Diciembre 1991.

-     Pellegrino, Agustín. El Movimiento Pentecostal en la Argentina. En: EL SENDERO DE LUZ. Enero, Febrero, Marzo 1992.

-     Seminario Bíblico de Fe. HISTORIA DE LA IGLESIA II. s.f.

-     Torres Cavilliotti, Miriam. Entrevista a Cristina Mondello. 15 de diciembre de 2003. San Martín. Mendoza

-     Torres Cavilliotti, Miriam. Entrevista a Ana Cavilliotti de Torres. Diciembre de 2003. Rivadavia. Mendoza

-     Torres Cavilliotti, Miriam. Entrevista a Ana Magdalena Lípari. Diciembre de 2003. San Martín. Mendoza

-     Torres Cavilliotti, Miriam. Entrevista a Ana Mabel Sosa. Diciembre de 200. Las Heras. Mendoza

 

  

APÉDICE

 

 

Foto Reverendo Willis Hoover

 

Foto Elías López y su esposa al llegar de Chile (año 1930)

 

 

 Foto Pastores de la I.E.P

.

 

Logosmall
Contactanos:

0343-155212460, 0261-156057826, 0261-155097348, 0343-155119903, 0343-4076467

  Copyright (c) Sitename.com. All rights reserved.